Oficinas modernas las últimas tendencias en diseño de oficinas

Oficinas modernas: las últimas tendencias en diseño de oficinas

Según se va avanzando en el diseño y creación de mobiliario, los estilos se van ajustando a gustos y tendencias. Las oficinas modernas han dejado de ser los espacios cerrados y un tanto grises de antaño. Hoy se busca mejorar la productividad con espacios flexibles, dinámicos y alegres.

Teniendo esto en cuenta, hemos querido echar un vistazo a algunas tendencias actuales en el diseño de entornos de trabajo.

Zonas polivalentes

La apuesta por crear ambientes en los que todo el mundo pueda moverse con libertad y trabajar en cualquier rincón es sin duda una de las principales tendencias de las oficinas modernas. Las paredes desaparecen, y se crea una sensación de libertad muy positiva, en la que los empleados pueden verse y elegir dónde se sienten más a gusto trabajando, organizando reuniones o colaborando en un proyecto.

Los espacios polivalentes dejan de lado la idea de que la oficina es un lugar aburrido al que se va a cumplir el horario, y convierten las jornadas de trabajo en momentos para unir fuerzas en pro del éxito conjunto.

Espacios de recarga

Tener en cuenta momentos de relajación es primordial hoy para la productividad. Por eso, un rincón de lectura, una sala de meditación o un pequeño jardín interior es bastante recomendable. De hecho, hay estudios que confirman que desconectar de vez en cuando ayuda a volver con fuerzas renovadas y abordar el trabajo de otra manera, mejorando los resultados.

Apuesta por la luz natural

Además de ser una forma mucho más barata de iluminar la oficina, la luz natural produce menos fatiga visual que las bombillas, reduce los dolores de cabeza y aumenta la sensación de bienestar. Por eso, las oficinas modernas apuestan por aprovechar esta luz para crear espacios mas cómodos y confortables.

Da igual si se trata de una oficina pequeña o de una gran sala. Cuanta mayor luz natural haya, mucho mejor.

Colores corporativos

Las oficinas modernas que incluyen sus colores de marca en la decoración y el mobiliario son más inspiradoras. No se trata de estampar el logotipo en todos los elementos, sino de dar pequeños toques de color combinados con una paleta neutra, por ejemplo cojines decorativos en un sofá de color blanco o gris, paneles de color para separación de puestos o tapicerías que complementan esquemas menos intensos.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el exceso no es positivo. Los colores llamativos pueden ser agradables para quienes vienen de visita, pero cuando se trabaja en un espacio donde hay colores vivos durante mucho tiempo, puede ser bastante complicado aguantar.

Plantas, clave para oficinas modernas

Un poco de verde le da a cualquier oficina una toque de alegría. Las plantas pueden convertir cualquier espacio de trabajo en un rincón más productivo sin necesidad de gastarse una fortuna. Además, pueden encajar a la perfección en cualquier entorno, con más o menos luz o espacio. Pon plantas en tu oficina y verás cómo todo cambia.

Estas son algunas de las tendencias en diseño de oficinas que están marcando la pauta. Ahora toca ponerlas en práctica y disfrutar de un entorno de trabajo mucho más propicio.

Otros contenidos de interés