Creando espacios seguros: mobiliario para el distanciamiento social

Creando espacios seguros: mobiliario para el distanciamiento social

La pandemia mundial de la COVID-19 ha supuesto que más gente que nunca trabaje a distancia. Pero poco a poco algunas cosas vuelven a la normalidad, y a medida que los empleados empiezan a regresar a la oficina, se debe garantizar la seguridad. Esto supone realizar algunos cambios para reducir el riesgo de contagio, extremar la limpieza y asegurarse de que se mantiene la distancia. Y en este sentido, el mobiliario puede suponer una ayuda o convertirse en un obstáculo. Hablemos acerca de mobiliario para el distanciamiento social.

Espacios de trabajo

La mesa de trabajo es el lugar en el que los empleados pasarán la mayor parte de su jornada. Para mantener la distancia sin sacrificar la productividad, puede ser interesante elegir escritorios individuales. Al no compartir el espacio, se reduce el riesgo de contacto. De manera alternativa se pueden usar mesas compartidas más grandes, donde las personas se puedan sentar separadas a cierta distancia.

Divisiones, claves en el mobiliario para el distanciamiento social

Si no quieres renovar todo el mobiliario de la oficina, puedes recurrir a alternativas como los biombos o paneles de plexiglás entre puestos. Esto funcionará como una barrera física, ayudando a prevenir contagios. Siempre que se mantenga el distanciamiento social en todo momento, como al entrar o salir de trabajar.

Sillas cómodas

Es fundamental que los empleados cuenten con sillas cómodas, que proporcionen suficiente apoyo. Sobre todo teniendo en cuenta que pasarán más tiempo sin moverse del puesto que antes, para mantener el distanciamiento. Habrá menos reuniones en persona, y la gente no se moverá por la oficina con tanta libertad como hacía antes.

Cajoneras

Lo ideal es que todo el mundo mantenga limpio su escritorio, metiendo en cajones todo aquello que no sea esencial. Esto facilitará mucho la tarea de desinfectar los muebles al comienzo y el final de cada día.

Mesas de la sala de reuniones

Es bastante probable que las salas de reuniones estén infrautilizadas, sobre todo debido a que las reuniones se hacen por vía telemática y se comparte menos el espacio. Lo ideal es aprovechar para cambiar la mesa por una más grande, y así permitir que más gente se pueda reunir alrededor de ella manteniendo el distanciamiento social. También se pueden dividir colocando paneles y convirtiendo una mesa de reuniones en varios puestos de trabajo individuales más pequeños. Cuando todo esté listo para recuperar la actividad habitual, bastará con retirarlos para recuperar toda la superficie.

El mejor mobiliario para el distanciamiento social

Es evidente que esta pandemia va a tener un efecto a largo plazo en nuestras vidas, incluyendo la manera en la que se trabaja. Conforme nos vayamos adaptando, será necesario invertir en mobiliario de oficina que garantice que todo el mundo se mantenga a salvo y sea productivo durante su jornada de trabajo. Si necesitas hacer cambios, en nuestro catálogo disponemos del surtido más completo en mobiliario para el distanciamiento social. Todo lo que hace falta para disponer de un entorno seguro en la oficina e impulsar la productividad.

Otros contenidos de interés